Inicio / Archivo / Filópolis III

Filópolis III

9 y 23 de noviembre de 2017, 18 de enero, 1 y 15 de febrero y 1 de marzo de 2018

1 

Filópolis es una invitación a retomar la conversación socrática en la forma de la lectura lenta y atenta de los grandes libros, en la medida de lo posible en su versión original, en los que la relación de la filosofía con la ciudad —la filosofía política— ha tomado cuerpo a lo largo del tiempo. Esa lectura lenta y atenta dará lugar a un ensayo de interpretación y a una discusión libre del contenido mismo con la mirada puesta en un presente que no puede dejar al margen las tradiciones conceptuales. Participar en las conversaciones sobre el amor a la ciudad y el amor a la sabiduría exige, por decirlo así, empezar por el principio.

En las dos primeras series se han analizado la relación de los diálogos platónicos con el amor a la ciudad, los escritos de Maquiavelo sobre la salvación de la ciudad y la salvación del alma, la conferencia de Max Weber sobre la política como vocación (Primera Serie), el Hierón de Jenofonte, las Ensoñaciones del paseante solitario de Rousseau y La rebelión de las masas de Ortega y Gasset (Segunda Serie). La Tercera Serie de Filópolis, correspondiente al curso 2017/2018, comprenderá tres temas:

1 Historiadores romanos
2 La escritura constitucional de Ralph Waldo Emerson
3 Sobre la ética: Wittgenstein

Cada uno de estos temas se abordará en dos sesiones, en las que un ponente inicial presentará el tema y ofrecerá una breve pauta de interpretación, moderando después las respuestas y la discusión, que se prolongará por un espacio no superior a dos horas. De cada lectura se da una traducción apropiada y una lectura complementaria. El seminario se celebrará alternativamente en la sede de Valencia de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo y en el Ateneo Mercantil de Valencia. La entrada será libre hasta completar un aforo no superior a las 30 personas. Los interesados deberán formalizar su matrícula. Los interesados en certificar su participación a efectos de convalidación por ECTS abonarán la matrícula correspondiente y deberán dirigirse a la Secretaría de Alumnos de la UIMP:

FilopolisIII 1 1

Valencia, 10 de noviembre de 2017. Ayer se inició en UIMP Valencia Filópolis III, seminario permanente de filosofía política. El seminario, en colaboración con el Ateneo Mercantil de Valencia, es dirigido por Antonio Lastra, del Instituto Franklin de Investigación en Estudios Norteaméricanos de la Universidad de Alcalá. En su primera jornada se trató de la obra Res Gestae diui Augusti, aunque pronto apareció el nombre de Cicerón. Lastra, que presentaba el texto y actuaba de moderador, enunció el “problema de Cicerón”, señalando la dificultad de ser leal a la ciudad, de pertenecer a la ciudad, y ser inteligente, criticándola, haciéndola mejor. Pronto se analizó el concepto latino de “populus”, interpretado como aquello que está en disposición de hacer polis; conforme a San Agustín “populus”, en  La República de Cicerón, es la asociación de personas basada en la aceptación de unas leyes y la comunión de intereses. También se trató el papel filosófico de los historiadores romanos, dando lugar a un animado debate sobre la relación que los historiadores tienen con la verdad al relatar la historia.

 

filopolis III 2 17

Valencia, 24 de noviembre de 2017. Ayer Filópolis III, seminario permanente de filosofía política continuó su camino, en esta ocasión en el Ateneo Mercantil de Valencia. A lo largo de la sesión se debatió sobre el carácter filosófico de los historiadores griegos y romanos, a la vez que se analizó el papel del imperio, como alternativa a la república. También se relató el papel de Res Gestae diui Augusti, y como Augusto quiso imponer una forma de interpretar la historia en la que se proponía a él mismo como salvador de la República. Algunos participantes quisieron ver esta obra como el primer caso de posverdad. Finalmente, se trató sobre la tradición romana en el proyecto europeo y su futuro, destacándose el fuerte componente ciceroniano del que se nutre la UE, en especial al referirse a la concordia entre los pueblos. La próxima sesión tendrá lugar el 18 de enero en el Palau de Pineda, y Fernando Vidagañ expondrá, durante unos minutos y de forma previa al debate, la escritura constitucional de Ralph Waldo Emerson.

………….

Valencia.- El Ateneo Mercantil de Valencia acogió esta semana la segunda sesión de Filópolis III, seminario permanente de filosofía política, seminario organizado por la sede de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), en la que se debatió sobre el carácter filosófico de los historiadores griegos y romanos, a la vez que se analizó el papel del imperio como alternativa a la República.

La sesión, moderada por Antonio Lastra, del Instituto Franklin de Investigación en Estudios Norteaméricanos de la Universidad de Alcalá, así como director del seminario, relató el papel de la obra Res Gestae diui Augusti y cómo Augusto quiso imponer una forma de interpretar la historia en la que se proponía a él mismo como salvador de la República. Algunos participantes quisieron ver en esta obra el primer caso de posverdad.

Finalmente, se abordó la tradición romana en el proyecto europeo y su futuro, destacándose el fuerte componente ciceroniano del que se nutre la Unión Europea, en especial al referirse a la concordia entre los pueblos.

La próxima sesión tendrá lugar el 18 de enero en el Palau de Pineda, en la que Fernando Vidagañexpondrá, de forma previa al debate, la escritura constitucional de Ralph Waldo Emerson.

foto filopolis Emerson UIMP

 

Valencia.- La sede de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) en Valencia ha acogido, este jueves 18 de enero, la tercera sesión de Filópolis III. Seminario permanente de Filosofía Política, dirigido por el doctor en Filosofía Antonio Lastra, profesor en la Enseñanza Secundaria e investigador del Instituto Franklin de Investigación en Pensamiento Norteamericano de la Universidad de Alcalá.

En esta tercera jornada, tras las celebradas el 9 y el 23 de noviembre, Fernando Vidagany, doctorando en la Universidad de Valencia, ha presentado al fundador del Trascendentalismo americano, Ralph Waldo Emerson (1803-1882), centrándose en su obra La conducta de la vida. En su opinión, se trata de un autor que llegó para “remover todas las cosas”. Y es que, aunque la gente busque estabilidad, según Emerson “la única forma de tener esperanza es desestabilizarse”. Por eso, “solo desde la contradicción podemos avanzar”.

A continuación, se ha abierto un turno de debate en el que se ha reivindicado la influencia del fundador del Trascendentalismo en Nietzsche, a la vez que se ha cuestionado el carácter liberal de Emerson. El autor estadounidense defendía una constitución que “no tratara sobre temas importantes del ser humano”, respetando así los espacios de libertad de cada ciudadano. Frente a la crítica habitual, que asocia la propuesta de Emerson con el nihilismo, se replicó que sólo aquellos que quieran que la política se haga cargo de todo en sociedades abiertas se tornarán nihilistas, porque renunciarán a su libertad y la cederán al estado, quedando su posibilidad de actuar libremente en “nada”. También se han puesto sobre la mesa las diferentes formas de aproximarse a la política en Europa y en Estados Unidos, y el papel que ha de cumplir el Estado en función de las diversas propuestas políticas.

Todos estos aspectos se continuarán debatiendo el próximo 1 de febrero en el Ateneo Mercantil de Valencia, con la segunda sesión sobre Emerson. De igual modo, el 15 de febrero y el 1 de marzo se analizará la ética de Ludwig Wittgenstein (1889-1951) de la mano de Adolfo Llopis Ibáñez, licenciado en Filosofía por la Universidad de Valencia.

 

filopolis emerson ateneo

Valencia. Este jueves, 1 de febrero, ha tenido lugar el cuarto encuentro de Filopolis III. Seminario permanente de filosofía política de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), dirigido por Antonio Lastra. En esta ocasión, la sesión se ha celebrado en el Ateneo Mercantil de Valencia, y contó con una ponencia a cargo de Fernando Vidagañ, investigador en la Universitat de València.

Ralph Waldo Emerson ha sido el protagonista de esta última sesión en la que Vidagañ ha presentado la obra constitucional del filósofo estadounidebse desde dos aspectos. En primer lugar, ha señalado la importancia que Emerson dio a cultivar un lugar en el que habitar y en el que domesticar la cultura. Sin embargo, esta domesticación conlleva introducir en la casa la filosofía, ya que “para interpretar a Emerson debemos aproximarnos con los ojos del filósofo”.

El investigador de la Universitat de València también ha relacionado a Sócrates, Shakespeare y Kafka con Emerson, al que ha presentado como “un autor que busca despertarnos, aunque sepamos que el despertar no será amable y que tendremos una sensación de desamparo”.  Y eso porque, tras filosofar y poner en cuestionamiento lo que nos rodea, podemos tener una sensación de pérdida: “Solamente de esta forma podremos escapar de la tiranía de la verdad que aún no ha sido denunciada como falsa”, ha señalado.

En el debate se ha traladado el papel del filósofo en las sociedades, unas comunidades que tienden a la institucionalización y a la cerrazón, en las que el filósofo actúa como alerta frente al riesgo de estancamiento social. Para ello, el pensador deberá compartir los modales y educación de la ciudad, que para Emerson son las formas felices de hacer las cosas. Pero frente a esta máscara que lo socializa, el filósofo se esfuerza en el ensimismamiento, recobrando una inocencia que en ocasiones le conduce a la ceguera. De esta forma, y relacionando a Emerson con Sócrates y los primeros filósofos, “la filosofía es destructora de hegemonías y la interpretadora de las interpretaciones que aceptamos”. Por último, y frente al aparente arrinconamiento que padece la filosofía, se ha reivindicado la esperanza.

El seminario continuará, el próximo 15 de febrero, en el Palau de Pineda, con la ponencia Sobre la ética: Wittgenstein, a cargo de Adolfo Llopis. La última sesión se celebrará el 1 de marzo en el Ateneo Mercantil de Valencia.

 

foto filopolis Witt UIMP web

Valencia.- Este jueves, 15 de febrero, se ha celebrado la penultima sesión de Filópolis III. Seminario permanente de filosofía política de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) en la sede de Valencia. Adolfo Llopis, licenciado en Filosofía, investigador y traductor, ha presentado la ponencia Sobre la ética: Wittgenstein. Para ello, ha crentrado su discurso en la célebre Conferencia sobre éticadel autor vienés.

Durante el seminario, se ha hecho alusión a datos biograficos del filósofo, recordando que formaba parte de una de las familias más ricas de Viena y los trágicos suicidios de sus dos hermanos, así como el papel que desarrolló en la Primera Guerra Mundial y su posterior itinerario intelectual.

En cuanto al pensamiento de Wittgenstein, Llopis ha hecho referencia, en primer lugar a “los imperativos relativos, que son aquellos que tienen algo con lo que compararse, unos estándares predeterminados”. Este sería el caso de “un buen jugador de tenis, al que comparamos con los estándares que ha de tener un buen jugador de este deporte y podemos interpretarlo en función de las hechos que observamos con vistas a conseguir esos estándares”.  Pero en la ética, cuando se hace referencia a lo bueno, “esos patrones quedan fuera de lo que se puede reducir a unos estándares prefijados y reducibles a hechos”. Por esta razón, al tratar de los imperativos absolutos, aquellos mandatos éticos que no tienen esa posibilidad de estandarización, Wittgenstein constata las dificultades de justificar y fundamentar lo ético.

El propio Wittgenstein destaca que “si un hombre pudiera escribir un libro de ética que fuera realmente un libro de ética, este destruiría, como una explosión, todos los demás libros del mundo”. Desde la imposibilidad de explicar y justificar suficientemente la ética desde el lenguaje, “el propósito de Wittgenstein será arremeter contra los límites del lenguaje”.

Posteriormente se ha llevado a cabo, como es habitual, un animado debate en el que se ha discutido el papel de Wittgenstein en la filosofía del siglo XX. Como era de esperar, al tratar de este polémico autor, las posiciones se desplazaban desde aquellos que lo consideraban un mero actualizador de filósofos anteriores, como San Agustín o Kant, hasta otros que lo reivindicaban como uno de los filósofos más influyentes del siglo XX.

El próximo 1 de marzo, en la última sesión de Filópolis III, que se celebrará en el Ateneo Mercantil de Valencia, Llopis enunciará las consecuencias políticas de la propuesta ética de Wittgenstein.

 

Valencia.- La sede de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) en Valencia ha celebrado, este viernes 2 de marzo, la última sesión de Filópolis III. Seminario permanente de filosofía política, dirigido por Antonio Lastra, del Instituto Franklin de Investigación de Estudios Norteamericanos de la Universidad de Alcalá.

En la clausura, en la que ha participado el director de la UIMP Valencia, Agustín Domingo, el licenciado en Filosofía, investigador y traductor, Adolfo Llopis ha reflexionado sobre un tema poco tratado: la relación de Wittgenstein con la política, que aunque no esté citada expresamente en sus obras, puede estudiarse atendiendo a algunos fragmentos. En ellos se observa que no existe una diferencia entre la teoría y la práctica, lo que podría evocar influencias hegelianas.

Desde esta perspectiva, Wittgenstein puede ser útil para la política desde el momento en el que exige una mayor claridad. De esta forma, se debería preguntar al político qué quiere decir cuando proclama las palabras “talismán”, que generan lealtades y afinidades tan profundas, pero que pueden ser confusas y desorientadoras. Porque quizá, -ha recordado a Ortega y Gasset-, “mientras la filosofía aclara, la política oscurece”. Desde esta interpretación, Wittgenstein continuaría la senda de Schopenhauer o Plotino, forzando los límites del lenguaje o de la política.

También ha recordado el último discurso de Pier Paolo Pasolini, Lo scandalo Radicale, cuando el director de cine citó a Wittgenstein para exigir a Panella, el responsable del Partido Radical Italiano, un nuevo lenguaje para cambiar la política.