(SEGUNDA PARTE: SU INFLUJO EN LA ESPAÑA ISABELINA)