Conocimiento repudiado en siete obras de Shakespeare

Stanley Cavell, Conocimiento repudiado en siete obras de Shakespeare, traducción de Antonio Lastra y Adolfo Llopis Ibáñez, Ápeiron Ediciones, Madrid, 2016, 266 pp. ISBN: 978-84-16996-24-7.

¿Qué es lo que invoca la filosofía en este libro de Stanley Cavell, la obra de Shakespeare o su manera de leerla? «Sin discutir ahora el sentido de esa pregunta —escribe Cavell en el prefacio a la edición actualizada de Conocimiento repudiado— me remito a ideas, o imágenes, de la filosofía que asocio con quedar impresionado. Lo considero una presentación de la filosofía en su acepción de sí misma como abstenerse de ser la primera en hablar. Pero, si no es indiferencia fingida, una fase temprana de seductora irresponsabilidad, entonces debe constituir una exigencia de reacción, lo cual he asignado a la filosofía como su virtud primordial, representada al final del Banquete de Platón con Sócrates despierto y hablando mientras todos los demás duermen. Me resulta grato que esto haga contar como filosóficos algunos textos que no se presentan a sí mismos como tales. No quiero decir que los textos de Shakespeare, por ejemplo, hayan de contar como filosofía, pero si no es así, entonces los textos más sensibles del mundo, al mundo, los más extremados, en consecuencia, en su manifestación de la virtud primordial de la filosofía, no son filosofía. Podríamos desear entonces distinguir entre las reacciones literaria y filosófica o, como yo prefiero, encontrar que los textos de Shakespeare son indiferentes a la virtud complementaria de la filosofía, llamémosla paciencia, una propensión a dejar de juzgar si la conversación puede efectivamente comenzar o si ha alcanzado su provechoso final. El interlocutor del filósofo (aunque solo sea él mismo o ella) debe descubrir que esas cosas pasan. Quienes conciben la suficiencia de la filosofía, no solo su necesidad, como argumentación, rechazarán comprensiblemente esta perspectiva de la filosofía. Entonces ¿cuál es la virtud complementaria de la literatura? Tal vez podamos hablar de la impaciencia de la inocencia y el sufrimiento de la experiencia. Los textos diferirán en la medida en que tengan que proveerse, y hasta qué punto, de sus virtudes opuestas».

 

 

 

Comments are closed.

Website: